Comercio Local

Alwadi-ira alerta sobre la pérdida de especies de peces en el Guadaíra

 Alwadi-ira alerta sobre la pérdida de especies de peces en el Guadaíra

Molino de San Pedro

El grupo ecologista Alwadi-ira–Ecologistas en Acción ha remitido a la Dirección General de Aguas del Ministerio para la Transición Ecológica una solicitud de personación, unas alegaciones y un informe técnico referente al proyecto de actuación sobre la recuperación de la continuidad longitudinal de paso para la ictiofauna en el río Guadaíra.

La ictiofauna es el conjunto de especies de peces que existen en una determinada región biogeográfica, en este caso, el río Guadaíra. El proyecto del Ministerio prevé determinadas actuaciones que se desarrollarían en varios términos municipales de la cuenca del río Guadaíra, y que a ojos del grupo ecologista y de diversos expertos consultados, “no han tenido en cuenta las particularidades de nuestro río”, lo cual ha suscitado muchos comentarios por los trabajos que contempla ejecutar en distintos vados y azudas de molinos.

El grupo ecologista argumenta en sus seis alegaciones las razones por las que se opone a la ejecución de dicho proyecto. Desde Alwadi-ira se considera “ilógico” que este proyecto se lleve a cabo en el río Guadaíra, cuando existen otras necesidades mucho más prioritarias, como “la recuperación de caudales, la limpieza de los cubos de los molinos, la reforestación de las riberas con arbustos y árboles autóctonos o la recuperación del patrimonio hidráulico de molinos y azudas”.

Por otro lado, como señala el Grupo de Investigación Aphanius, del Departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba, la demolición de vados y azudas provocaría “la expansión de especies exóticas en la cabecera de la cuenca del río Guadaíra”.

También es destacable que en este proyecto se ha ignorado la recomendación de la Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de Sevilla de la Junta de Andalucía de “redactar una Carta Patrimonial de la Cuenca del Río Guadaíra”. Sin contar con la Carta Patrimonial, Alwadi-ira estima que “se destruiría patrimonio con la demolición del azud de El Morillo (barrera 4), los restos de azud de un antiguo molino en Alcalá de Guadaíra (barrera 10), que pudieran ser los del molino de La Torrecilla, y la actuación en el molino de San Pedro (barrera 9)”.

Del mismo modo, en las alegaciones presentadas, se indica que “se ha realizado una Evaluación Ambiental Simplificada, en lugar de haber acudido a la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental”. De ahí que en vez de una Declaración de Impacto Ambiental exista solo un Informe Ambiental.

Para Alwadi-ira, “es evidente que las obras provocarían consecuencias muy negativas tanto en las láminas de agua como en los ecosistemas asociados, dado que se van a sustituir vados por otros de igual o mayor envergadura”.

Los ecologistas alcalareños adjuntan en su escrito un informe de José Prenda, catedrático de Zoología de la Universidad de Huelva. En el citado informe se afirma que:

“Una parte de estos molinos posee azudes que derivan el agua del río como fuente primaria de energía en la molienda. Estas pequeñas represas pueden actuar como barreras temporales al flujo de los peces, especialmente durante el estiaje. Sin embargo, durante las crecidas, el agua pasa por encima del azud, que está construido con una pendiente suave, de manera que se facilita el movimiento de los peces a su través”.

Igualmente, en el informe se señalan dos importantes problemas actuales del río Guadaíra: la escasez de agua y la mala calidad de las mismas debido a la contaminación. También se afirma que “los azudes del Guadaíra han debido ser históricamente positivos para la ictiofauna por permitir la continuidad de masas de agua, y además han servido de freno de una mayor expansión de especies invasoras que son pobres nadadoras”.

El informe finaliza subrayando tres necesidades para la recuperación ecológica y patrimonial de la cuenca del río Guadaíra: recuperar los caudales circulantes imprescindibles para los peces adoptando una serie de medidas; eliminar definitivamente los vertidos al cauce y recuperar e inventariar el patrimonio natural y cultural ligado al río.

Compártelo

Redacción

Revista digital de Alcalá