El Ayuntamiento da el primer paso para remodelar la calle La Mina

 El Ayuntamiento da el primer paso para remodelar la calle La Mina

La Junta Local de Gobierno aprobó ayer viernes la contratación de la redacción del proyecto y dirección de obra de la remodelación de la calle Nuestra Señora del Águila y de las obras para hacer visitable el molino de La Mina. De esta forma, se da el primer paso para afrontar un proyecto que transformará una de las calles emblemáticas de la ciudad, La Mina, cuya estrategia se enmarca dentro de los fondos Edusi.

Desde el equipo de gobierno se señala que estas futuras obras tienen la intención de “reforzar el papel protagonista en la vida de la localidad” de la calle La Mina “como espacio para el encuentro y la convivencia, así como eje comercial y de  servicios”. La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, ha comentado que la remodelación de esta vía “forma parte de un proyecto global para toda la zona, que incluye la mejora de la movilidad peatonal  y del tráfico, la creación de espacios para la convivencia ciudadana, la reactivación del comercio y el desarrollo del potencial turístico de un elemento tan interesante como el molino de la Mina”.

El planteamiento urbano para la calle La Mina es la creación de una plataforma única que permita el uso de la misma por parte tanto de peatones como de vehículos. Así, quedarían abiertas diversas alternativas para la misma. Incluso, como indica el Ayuntamiento, “se podrían alternar los usos y la regulación entre vehículos y peatones en función de las necesidades, épocas del año u horarios”. A esta remodelación, le acompañaría “una mejora estética de toda la calle”, facilitando “la accesibilidad y los recorridos peatonales”.

El proyecto contempla también la creación de un acceso al molino de la Mina, elemento patrimonial de singular interés que ha permanecido oculto y sin apenas visitas públicas durante décadas. El molino de La Mina es uno de los escasos ejemplos de molino hipogeo en España, que utilizaba la fuerza de las aguas de las galerías subterráneas que recorren el subsuelo de la ciudad para moler el trigo con el que hacer la harina. Para descubrirlo a futuros visitantes, se habilitará un acceso exterior, desde la calle.

El equipo de gobierno local apunta que “la actuación en la calle La Mina se integra en el proyecto global del nominado Anillo Cultural de Alcalá que enlaza el Castillo, el Monumento Natural de las Riberas del Guadaíra y el centro urbano”. La financiación de las obras se realiza a través de los citados fondos europeos Edusi, que fueron concedidos para el proyecto presentado por Alcalá y que contempla “actuaciones urbanísticas, sociales, tecnológicas y de mejora en la movilidad y el medio ambiente”.

A la remodelación de la calle La Mina le seguirá la intervención por parte de Emasesa, que cambiará las redes de saneamiento. De esta forma, según se afirma desde el Consistorio, “se garantizará la evacuación de aguas pluviales en toda la zona y se asegurará el funcionamiento del drenaje de las aguas una vez que la calle pase a tener fisonomía de plataforma única”.

Las obras en la calle, cuyas fechas exactas de inicio aún no se han especificado, se harán por tramos en dos fases. En primer lugar, se acometerá la rehabilitación del espacio delimitado entre la plaza del Duque y la calle Juan Abad, una zona con menor afectación del tráfico. En esta primera parte de la actuación se incluirá la creación del acceso al molino de la Mina.

La intervención en la calle La Mina está vinculada también con otro proyecto urbanístico en el centro. Se trata de la apertura de una nueva calle entre la plaza de Cervantes y la calle Conde Guadalhorce, que permitirá ofrecer una alternativa al tráfico que ahora soporta dicha vía. Esta obra se financiará a través del patrimonio  municipal de suelo, que solo puede emplearse en inversiones de este tipo, “de forma que no será necesario detraer recursos de otras partidas presupuestarias”.

Compártelo

Redacción

Revista digital de Alcalá

Related post