La cuenta atrás de la Tercera Palabra para un día “histórico”

 La cuenta atrás de la Tercera Palabra para un día “histórico”

Foto: Emilio León

La hermandad del Campo de las Beatas no resta días, sino horas, ante la llegada de un Lunes Santo que genera “ilusión, nervios y responsabilidad”, como reconoce el hermano mayor, Manuel J. García. El próximo 6 de abril, si el tiempo lo permite, sus nazarenos completarán por primera vez la estación de penitencia en un día inédito en la Semana Santa alcalareña. Un día, el Lunes Santo, que la junta de gobierno de la Tercera Palabra eligió “pensando en Alcalá”, a pesar de los “riesgos” que pudiera conllevar.

 

En la sede de la Tercera Palabra todavía se acumulan los juguetes donados a la Cabalgata de Reyes, cuando ya se han iniciado los preparativos para la próxima Semana Santa. Sin transición casi, se pasa de organizar un acto solidario, como el gran roscón de Reyes que “rodeó” La Plazuela en diciembre –a beneficio de Cáritas–, a cortar y coser telas de color burdeos para las nuevas túnicas que lucirán sus nazarenos en el próximo Lunes Santo. “Si el tiempo lo permite” es el mantra que se repite en estos casos. Y sobre todo en este, donde hay tantas expectativas de estreno.

Dieciocho mujeres, repartidas en diferentes turnos, trabajan en el taller de costura de la hermandad, cuyos ingresos por confeccionar los hábitos costearán el nuevo “bacalao” o estandarte de la Tercera Palabra. De una de las paredes de ese local, cuelga un cuadro con el proyecto del bordado del futuro palio de la Virgen, Madre de Dios de los Ángeles, firmado por José Antonio Grande de León. Lo cual, pone de manifiesto las ganas de seguir creciendo. Pero, preguntado por este asunto, el hermano mayor, Manuel J. García, prefiere “echar el freno de mano”. “Da miedo –añade– poner fechas para la salida de la Virgen, eso supondría tener otro cortejo en la calle y unos gastos que aún no podemos asumir. Está en mente que procesione, pero nuestra realidad empieza ahora”.

En concreto, esa “realidad” o meta tiene una fecha. Es el 6 de abril. Ese día, y si el mantra funciona, la Tercera Palabra saldrá del Campo de las Beatas, cruzará el puente y recorrerá las calles del centro de Alcalá en su primera estación de penitencia en Semana Santa. Un acontecimiento que, Manuel J. García, califica de “histórico”, ya que nunca antes se había procesionado en ese día. Se llenaría así el vacío de un Lunes Santo en Alcalá, en el que “tradicionalmente la gente se marchaba a Sevilla para ver San Gonzalo”. “Esperemos –apunta García– que los vecinos respondan a la decisión que hemos tomado mirando, sobre todo, por Alcalá, para que la ciudad tuviera completa su Semana Santa. Al delegado de Fiestas ya lo hemos quitado de salir en Santa Marta”, dice riendo Manuel J. García, en referencia a Enrique Pavón.

Esperemos que los vecinos respondan a la decisión que hemos tomado mirando, sobre todo, por Alcalá, para que la ciudad tuviera completa su Semana Santa. Al delegado de Fiestas ya lo hemos quitado de salir en Santa Marta.

Manuel J. García

Sobre la elección del día para procesionar, Manuel J. García aclara que fue “una decisión difícil de tomar”. Cuando todavía era una agrupación parroquial, un amplio grupo de hermanos defendía la opción de continuar en el Sábado de Pasión. “Era lo más cómodo y lo más barato, porque de esa forma la Banda del Sol no subía el caché o no teníamos problemas con los costaleros que ya están comprometidos para otros días de la Semana Santa”. Sin embargo, la junta de gobierno prefirió madurar la cuestión hasta tener amplio consenso, “y no decantarnos por una diferencia de uno o dos votos en este asunto”. “Si lo hubiésemos tenido claro –asegura el hermano mayor–, habríamos sido hermandad de penitencia quizás un año antes”. Una noticia que se produjo finalmente en octubre de 2019, nueve años después de que la agrupación diera sus primeros pasos.

Foto: Emilio León

Itinerario sin confirmar

Con la vista puesta en el próximo Lunes Santo, desde la hermandad se señala que “está todo controlado por nuestra parte”. La información y las posibles incidencias que hay que aportar al Consejo de Hermandades y al Ayuntamiento para el Plan Varal, “las hemos presentado con un año y medio de antelación”, asegura Manuel J. García. Ante la novedad de procesionar en Semana Santa, se prevé un aumento en el cortejo, que en 2019 estuvo compuesto por 183 personas, aunque el hermano mayor no aventura un número aproximado de nazarenos.

Como tampoco puede confirmar el horario ni el itinerario, hecho que, consultado a mediados de enero, considera “problemático”. Todo apunta a que la Tercera Palabra pondrá su cruz de guía en la puerta de su parroquia a las 17:00 horas del Lunes Santo, y que se recogerá, “como hora tope”, a las 00:30 horas. “Si puede ser justo a las doce, mejor”, indica el hermano mayor. Pero ni las horas ni el recorrido pueden asegurarse aún, ya que “no depende de nosotros, sino de que se solucionen cuestiones relacionadas con las calles o el acerado”.

Con un paso de misterio de grandes proporciones –con seis metros de altura–, en la Tercera Palabra genera inquietud, sobre todo, la respuesta de Endesa o Telefónica para solventar las posibles incidencias con el cableado, que dicen ser “muchas” por el Campo de las Beatas o en la calle Conde de Guadalhorce, por donde tienen previsto desfilar. Si esto no se solventa, Manuel J. García comenta que habría que plantear alternativas en el itinerario, en el que, en el peor de los casos, se prescindiría llegar a La Plazuela.

En cuanto al paso por el puente romano, el hermano mayor señala que “no hay nada especial preparado”, a pesar de ser esta una de las cuestiones que más veces le preguntan, por lo inédito de la “foto”, en la cual solo se ha visto a la Hermandad de Jesús y, excepcionalmente, a la Virgen del Águila. En cambio, reconoce estar “más preocupado” por el acceso al puente desde la calle Santo Domingo de Guzmán, zona que, a la altura del paso de peatones, necesitaría un ensanche todavía pendiente. 

Foto: Emilio León

“Hacer barrio”

Más allá de la Semana Santa y de ese día “histórico” que se acerca, Manuel J. García dice sentirse “orgulloso” por el trabajo que ha realizado la hermandad en los últimos años. No solo a la hora de seguir creciendo –se compraron los varales de la Amargura, se incorporó la nueva imagen de María Magdalena, se encargó la talla de un centurión romano a Darío Fernández, autor de todas las imágenes del misterio–, sino también a la hora de contribuir socialmente. Aparte del mencionado taller de costura o de participar en actividades junto a Cáritas, la Tercera Palabra organiza las fiestas de San Miguel en septiembre, que, según García, han pasado de ser una “pequeña velá o verbena, a tomar forma de feria”, con la asistencia de más de 1.000 personas en la última edición.

“Es ahí –cuenta el hermano mayor– donde medimos el pulso del barrio. Para mí fue una satisfacción escuchar a gente que decía haber conocido mejor a sus vecinos gracias a la fiesta. Vecinos que pudieron charlar o convivir, cuando antes solo se decían ‘hola’ y ‘adiós’. Porque hay que tener en cuenta que el Campo de las Beatas es un nombre genérico que se le da a una zona amplia de Alcalá, donde hay catorce urbanizaciones diferentes, desagrupadas. Y la hermandad está sirviendo de nexo entre ellas”.

El ejemplo de esto último, en opinión de Manuel J. García, está “dentro de la Tercera Palabra”, donde muchos hermanos e, incluso, miembros de la junta de gobierno “son gente de Sevilla que se vino a vivir aquí”.

Compártelo

Redacción

Revista digital de Alcalá

Related post