Comercio Local

De colas y de árboles

 De colas y de árboles

DE COLAS: Pasar por las mañanas por las puertas de nuestro Ayuntamiento es ver, un día tras otro, una larga cola de personas que aguardan su turno en la calle, intentando mantener la distancia de seguridad, que, a veces, se hace imposible. Afortunadamente, a esas horas da sombra en la plaza que precede a la entrada del Consistorio. Aun así, me parece indignante que las colas ocupen todo el espacio que hay delante. No hay que ser muy avispado para entender que la mayoría de usuarios que las aguardan están intentando solicitar algún documento acreditativo de ser vecino de nuestro pueblo, sobre todo para solicitar alguna ayuda, suspensión de pagos, IMV, etcétera. Lo que viene siendo el certificado de empadronamiento, vamos.

En mi texto publicado el pasado mes de mayo decía, o soñaba, con un periodo de alerta y confinamiento, en el que nuestros políticos estuvieran en sus casas pensando cómo mejorar Alcalá. Planificando el futuro inmediato (ya presente). Teniendo reuniones telemáticas en las que debatieran medidas para mejorar el pueblo, nuestro tráfico, asistencia social… Se quedó en un sueño. En la página de Facebook del Ayuntamiento se publicó hace días las medidas que se tomaban para agilizar estos trámites, como un dispositivo de refuerzo o la opción de una cita previa en la web del Ayuntamiento. Parece que no entienden que muchos de los solicitantes de este tipo de ayudas no tienen ordenador, o no saben usarlo, o no tienen conexión de red.

Hubiera sido mejor, más efectivo y resolutivo abrir algún centro cívico para poder tramitarlo en algún barrio y que las personas no se aglutinaran en el Ayuntamiento, sobre todo los que están más lejanos del centro. Pero imagino que esta medida será muy costosa o difícil de implementar. Al igual que lo es el servicio de bibliotecas, que es casi inexistente. A mí, me cuesta entender que la gente se atropelle en bares sin distancia de seguridad ni mascarillas, y no podamos entrar en la biblioteca del pueblo a elegir un libro, como tampoco podamos usar el servicio de atención al usuario de la Seguridad Social.

Parece que lo importante es consumir para relanzar la economía, pero la gestión de documentos legales de los ciudadanos queda en segundo plano. ¡Y todos contentos!

DE ÁRBOLES: Hace casi un año, el Ayuntamiento lanzaba un proyecto para reforestar con 1.300 árboles nuestro pueblo, imagino que presionado por algunas medidas ciudadanas o programas políticos de algunos partidos y por apuntarse a la corriente medioambientalista y contra el cambio climático. Algunos lo vimos cortito, pero pensamos “por algo se empieza”. Hoy y tras la desescalada, el Ayuntamiento quiere talar varios árboles para construir un parking en el Parque Centro. El Parque Centro es la única zona arbolada que hay en muchas manzanas del centro y no debe perder ejemplares. Es un “pulmón verde”, como se suele llamar. Más bien, habría que forestar muchas calles como decía el plan. Hay calles suficientemente anchas como para albergar grandes ejemplares que den sombra y vida.

A propósito, los movimientos ciudadanos realizaron una bonita acción abrazando los árboles con brazos de cartón que supuestamente van a ser talados, y se apresuraron en eliminarles cualquier resto de intervención poética-reivindicativa. Molesta que les recuerden el crimen que van a cometer, ¿no?

De los 1.300 árboles de la famosa reforestación, ni rastro que yo sepa. Si alguien sabe algo. por favor que me lo diga. Muchos agradeceríamos sombra al caminar por las tórridas calles de nuestra ciudad. Sobre todo, cuando los veranos son cada vez más largos, y las olas de calor más intensas con temperaturas cada vez más altas.

Compártelo

José Carlos Crespo

Andaluz de nacimiento y de conciencia. Licenciado en Historia del Arte. Empleado en muchas cosas y, sobre todo, activista.