Comercio Local

Los gestos del coronavirus

 Los gestos del coronavirus

Si algo bueno nos está dejando esta terrible crisis del coronavirus son las numerosas muestras de solidaridad y generosidad que está dando a diario el pueblo español. Léase alcalareño. A pesar del miedo, la incertidumbre y la dolorosa situación en que se encuentran muchas familias debido al frenazo económico provocado por el virus, los ciudadanos de aquí y de allá están demostrando una conciencia social y una altura de miras que ya quisieran muchos de nuestros representantes públicos.

Cuando más acelerados, estresados y atareados vivíamos nos golpeó ese enemigo silencioso pero letal llamado coronavirus y aquí estamos, confinados en casa en una situación sin precedentes que si nos la llegan a contar hace unos meses hubiéramos hecho un corte de manga del tamaño de la catedral de Burgos.

Pero así es la vida. En Alcalá, en Wuhan y en el mismísimo corazón de Manhattan. La realidad nos ha dado una buena bofetada y nos ha parado en seco. Estamos noqueados, tambaleándonos, y sin embargo no nos hemos quedado parados. Todo lo contrario. Cada día conocemos nuevos casos de ciudadanos anónimos que se están volcando en el cuidado de vecinos mayores, ayudando a repartir comida a familias necesitadas o confeccionando mascarillas para entregar allí donde hace más falta.

No sé a ustedes, pero a mí estas cosas me reconcilian con el género humano. Porque, ¿quién no tiene un vecino que acelera cuando le ve para no decirle buenos días? Pues eso ha quedado en nada. Ya pueden dejar de pensar en la mala suerte que han tenido al dar puerta con puerta con semejante “saborío”. Piensen que por cada satélite “malaje” tenemos en torno a nosotros varios planetas de manos tendidas.

Fíjense si está calando hondo el espíritu solidario en esta tierra nuestra, que el Partido Popular de Alcalá ha anunciado que “donará la asignación de sus concejales del mes de abril para causas benéficas y la lucha contra el Covid”. Antes de nada alabo el gesto. Bienvenida sea toda ayuda para luchar y paliar los efectos de esta tremenda plaga que es el Covid-19, pero ante dicho anuncio se me viene una pregunta. Bueno, en realidad varias. Que me perdonen en el PP alcalareño pero es que soy muy así, sin quererlo se me vienen las preguntas. ¿Qué es eso de la asignación de los concejales? ¿Quién la tiene? ¿Los concejales de todos los partidos? Y a todo esto, ¿qué concejales son los que cobran un salario y cuáles no?

Sería un buen momento para que desde el Consistorio nos detallen las cuentas municipales. También desde los diferentes grupos políticos. Porque parto de la base de que la política tiene que estar dignamente remunerada para que podamos contar con representantes de nivel, pero llegadas situaciones de crisis de la gravedad de la que estamos atravesando creo más necesario que nunca que el ciudadano tenga conocimiento exacto de adónde van a parar sus impuestos. Son muchas las familias que se han quedado en situación de máxima precariedad. Muchas empresas cerradas, mucho autónomo sin poder facturar, mucho desempleo… Esto no es culpa de nadie, de acuerdo, es un esfuerzo compartido que tenemos que afrontar para vencer el virus. Pero los ciudadanos de a pie necesitamos saber que el esfuerzo es eso, compartido.

¿Es la renuncia a la asignación de concejales el único esfuerzo que pueden hacer nuestros representantes municipales? Puede que la respuesta sea sí, y por eso no veo problema alguno en que nos expliquen con detalle el presupuesto municipal. No queremos perdernos en textos legales ni en terminología mareante. Sencillamente queremos conocer quién cobra qué en nuestro Ayuntamiento. Porque que no se nos olvide que si algo es, es nuestro.

Compártelo

Virginia Simón

Periodista, experta en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional. Alcalareña de nacimiento, ha desarrollado su carrera profesional entre la información deportiva, la comunicación corporativa y los nuevos formatos de comunicación en la era digital. En su proyecto más reciente, el programa de televisión 'Escala Sur', compartió espacio con el también alcalareño Roberto Leal. En constante proceso de formación y aprendizaje, defiende la palabra como una de las herramientas más valiosas del ser humano. Y es que, por la comunicación los conoceréis.