Comercio Local

La Mesa de Gandul y subida a El Toruño

 La Mesa de Gandul y subida a El Toruño

La Mesa de Gandul desde Rompe Costales / Fotos: Francisco y Antonio Gavira

La ruta de hoy tiene seis kilómetros, es circular y no presenta ningún tipo de dificultad. Podríamos realizarla en unas tres horas, dependiendo de las paradas que realicemos para disfrutar de un espectacular y sorprendente paraje.

Partiremos desde el campamento de Las Canteras por la vía del ferrocarril en dirección Mairena del Alcor. Una vez lleguemos a una antigua casilla del tren apeadero situada en el cruce con el camino de Gandul a Mairena, hoy usurpado [i] y dado que no será posible proseguir por allí, continuaremos unos metros hasta que la valla desaparezca para seguir, una vez dentro, en dirección contraria a nuestra marcha hasta situarnos nuevamente a la altura de la casilla. A continuación, tomaremos a la izquierda para acercarnos –entre una frondosa vegetación, donde las higueras y las zarzasmoras prevalecen– a la conocida como fuente romana de Cañada Honda o de Gandul, distante unos cien metros bajando por la vaguada [ii].

La antigua vía del ferrocarril Sevilla, Alcalá y Carmona, con el mausoleo circular romano al fondo
Punto desde donde partirá nuestra ruta. Cañada Honda y La Mesa de Gandul, al fondo
Fuente romana en Cañada Honda, zona de Gandul

Si hemos visitado la fuente, tendremos que volver sobre nuestros pasos y seguir en dirección a El Toruño por el camino público flanqueado siempre por chumberas, acebuches, lentiscos, retamas, palmitos…

En todo el recorrido podemos observar numerosos restos de cerámica y muros. Al llegar a un cruce de caminos veremos a la izquierda un olivar y El Toruño en la parte más alta de este. El Toruño es el punto geodésico más elevado de Alcalá. Nosotros continuaremos de frente para dirigirnos hacia el camino público de Rompe Costales [iii], para desde allí girar a la izquierda y tomar un sendero que se encuentra cubierto de acebuches. Llegaremos así a una zanja en el camino, la acompañaremos hacia arriba y haremos nuestra entrada en La Mesa.

El palmar de Gandul con El Toruño al fondo
El Toruño es el punto geodésico más elevado de Alcalá

La Mesa de Gandul presenta una superposición de ciudades de distintas épocas. Son abundantes los restos de la Edad del Cobre, también llamada Calcolítico, de la Edad del Bronce, tartésicos, íberos, cartagineses, romanos, etcétera.

Las excavaciones han permitido demostrar la ocupación continuada del poblado desde el Calcolítico hasta el mundo romano. Comienza a poblarse a fines del III milenio a.C., localizándose restos de viviendas con base de piedra dispuesta entorno a un hogar. Se encontraron restos cerámicos y molinos de piedra e idolillos calcolíticos de grandes ojos similar al encontrado en el “tholos” de Las Canteras.

La ciudad romana se superpone al poblado ibero y calcolítico extendiéndose por toda La Mesa, permaneciendo en buena medida sin estudiar. Una de las teorías es que puedo tratarse de Irippo [iv].

En La Mesa podemos encontrar abundante cerámica republicana e imperial –especialmente significativa es la terra sigilata–, monedas, fragmentos de estatuas y mosaicos; construcciones urbanas, como cisternas, muros de casas y templos, capiteles; restos de una fuente en la vaguada norte; un posible anfiteatro situado al noroeste, entre la ciudad y el mausoleo circular, que se encuentra dentro del campamento de Las Canteras. Esta ciudad romana se encontraba coronada por numerosas villas de explotación agraria de gran entidad que estuvieron ocupadas desde época de Augusto hasta el siglo IV [v].

Restos de muros en la zona de La Mesa
Las excavaciones han permitido demostrar la ocupación continuada del poblado desde el Calcolítico hasta el mundo romano
Potencia del yacimiento arqueológico
Olivar de La Mesa con abundante cerámica

Nosotros tomaremos a la derecha e iremos rodeando La Mesa. Desde numerosos lugares tendremos una perspectiva inmejorable de la vega del Guadaíra, el Salado y de la Sierra de Espartero. Si somos buenos observadores podremos ver cómo las construcciones se distribuían a lo largo y ancho de toda la elevación e incluso podremos ver aún en pie restos de edificios.

Una vez que hayamos recorrido todo el perímetro de La Mesa llegaremos a la base de El Toruño, una antigua torre o bastión del bronce final. Subiremos al Toruño y desde él dominaremos toda la zona. Si miramos en dirección a Sevilla, podremos ver la necrópolis de Gandul. Está constituida por siete sepulcros bastante próximos, a los que habría que añadir el de la Cañada del Carrascal situado en el término de Mairena del Alcor. Corresponden al modelo de “tholos”, con cámara circular y galería estrecha, salvo el sepulcro de la Casilla, que responde al modelo de galería, formado por un gran pasillo amplio sin diferenciación de cámara alguna. Sus tamaños oscilan entre los siete metros y medio del pequeño “tholos” de Las Canteras hasta los 16 metros y medio del dolmen de La Casilla. Todos están recubiertos en su interior, bien de pizarra –en mampostería, como en El Vaquero, o grandes lajas como en Las Canteras o Cañada Honda– o con ortostatos, como en el Pedrejón. Tres de ellos –Vaquero, Cañada Honda G y Término– presentan una cámara secundaria adosada a la principal. El túmulo de tierra sirve de masa de compactación y equilibrio de presión para evitar el hundimiento del muro.

Aunque en principio es un enterramiento colectivo, a veces se entierra solo una pareja. Se reutilizan posteriormente para enterramientos sucesivos. También encontramos enterramientos más modestos en las proximidades y en la tierra del propio túmulo. La orientación de casi todos los dólmenes de Gandul es Este o Sudeste.

El mausoleo romano fue descubierto por Fernando Amores y Víctor Hurtado en una campaña de excavación realizada en 1982. Se trata de un columbario del siglo I, un enterramiento cilíndrico. Tiene 8,20 metros de diámetro, compuesto por sillares trabajados en cuña rodeando una fosa circular excavada con una escalera de acceso y dos hileras de nichos.

A su alrededor, al igual que en los dólmenes, se localizan tumbas “satélite”, cubiertas estas con tégulas dispuestas a dos aguas, una de las cuales sobresale del suelo al pie del muro circular.

Algo a la derecha se encuentra el dolmen llamado la Cueva del Vaquero. Presenta un pasillo excavado en el suelo, de doce metros de largo, que se abre a una cámara circular a la que se adosa una más pequeña y baja. Es un dolmen del campaniforme 2400-2000 a.C. El pasillo tiene 1,30 metros de alto y la cámara alcanza los 2, 30 metros de alto. El pasillo está excavado en el terreno, compuesto de mampostería y cubierto con lajas de piedra. Presenta en la cámara un pequeño poyete al fondo a la derecha, frente a la segunda cámara pequeña.

A la izquierda de la Cueva del Vaquero se encuentra el Tholos de Las Canteras. Fue excavado por Víctor Hurtado y Fernando Amores en 1982. La cámara es circular y tiene unos dos metros de diámetro; y las paredes, también excavadas en la roca alberiza, se inclinan cerrándose desde el suelo, recubierto con pizarra el pasillo y el techo.

A la derecha sobre el horizonte quedan los túmulos de Bencarrón. En la finca de olivos que tenemos delante se encuentra el Dolmen de La Casilla y al fondo, en dirección a Mairena, el dolmen del Término, que recibe este nombre por estar situado junto al camino de linde entre los términos de Mairena y Alcalá. Este túmulo es de los pocos que no lo excavó Bonsor. En 1971, Collantes y Sánchez lo excavan, abriéndolo desde arriba y rompiéndolo. Fue reconstruido completamente [vi].

Girando a la izquierda se aprecia al fondo la iglesia de la aldea de Gandul. Bajamos de El Toruño, y saliendo por la abertura que hay en la muralla volveremos sobre nuestros pasos al campamento de Las Canteras.

Sierra Sur, desde La Mesa de Gandul
Desde el Toruño, palmar de Gandul con el campamento de Las Canteras al fondo

[i] El camino público de Gandul a Mairena, según el PGOU, el Inventario de caminos del término municipal de Alcalá de Guadaíra y el plano del Instituto Geográfico y Catastral de 1945, tiene su comienzo en el despoblado de Gandul. Hoy se encuentra cortado por un vallado. El camino cruza las tierras del marquesado de Gandul, cruza la antigua vía del ferrocarril Sevilla, Alcalá y Carmona, justo a la altura de una casilla apeadero, pasa junto al dolmen neolítico “Del Término”, para finalizar en el también llamado camino a Mairena del Alcor.

Plano del Instituto Geográfico y Catastral de 1945

[ii] Es necesario obtener autorización para acceder a las zonas que no son de dominio público. Los bienes de dominio público son “inalienables, inembargables e imprescriptibles”, es el caso de los que se citan en el texto. Constitución Española, Código Civil, Ley de Bases del Régimen Local… Los bienes de dominio público son “inalienables, inembargables e imprescriptibles”. También recoge, la LBRL, en su artículo 25.2 d), que el Municipio ejercerá competencias en conservación de caminos y vías rurales.

[iii] El camino de Rompe Costales, según cuentan los más mayores, debe su nombre a que por él transitaban carros con costales de grano que solían romperse con las ramas de los acebuches que sobresalían al camino.

[iv] Joaquín Pascual Barea, Congreso Internacional Fortificaciones en el entorno del Bajo Guadalquivir (Alcalá de Guadaíra, 2002), págs. 169-177. https://rodin.uca.es/xmlui/handle/10498/16338

[v] En los lugares recónditos, como este, se ocultaron algunos republicanos después del golpe de estado.

[vi] Debido a la privatización de facto del campamento de Las Canteras, a favor de la multinacional estadounidense General Dynamics.

Mapa de la ruta: Antonio Gavira
Compártelo

Francisco Gavira

Miembro de la Sociedad Ecologista Alwadi-Ira desde 1995, ha participado en la puesta en marcha de la Plataforma en defensa de Los Alcores y en la creación de la Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores. Graduado social, actualmente desempeña su trabajo en el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales. En este blog, Francisco Gavira retoma uno de los principales proyectos de su hermano Antonio, quien sembró la semilla de la divulgación de la riqueza natural y patrimonial de Alcalá a través del senderismo.